Artículo

Azov... ¿qué?
¿Le suenan equipos como el Siroki Hercegtisak, Asesoft Ploiesti, Azovmash Mariupol, Khimki, CEZ Nymburk, Ironi Iscar Nahariya, AEL Lemesos, Siauliai, JL Bourg, Euphony Bree o Eisbären Bremerhaven? ¿Se atrevería a decir de qué países son? La globalización del baloncesto acelera los cambios y da a los equipos, ciudades y países más modestos la posibilidad de situar su nombre en el mapa baloncestístico. Los clubes citados, sin ninguna tradición y absolutamente desconocidos hace poco más de un año, están empezando a destacar y a abrirse hueco en Europa por sus resultados, algunos, y por inversiones millonarias, otros. Malo de Molina nos los presenta en este artículo


Khalid El-Amin, principal estrella del Azovmash Mariupol ucraniano (Foto Fibaeurope.com)

Azovmash Mariupol (Ucrania)

“¿Desde cuando Ucrania pinta algo en el baloncesto continental?”, se preguntará más de uno. Pues empieza a hacerlo de la mano de las inversiones económicas del Azovmash Mariupol, el BC Kiev y, en menor medida, del Khimik (que no Khimki), contagiados por las fuertes apuestas de sus vecinos rusos. Pero hablemos primero del Azovmash, símbolo de la ciudad costera de Mariupol, en el sudeste del país y con más de 500.000 habitantes. El equipo, participante en la FIBA EuroCup, cuenta con nombres de gran prestigio: Khalid El-Amin, ex NBA y excelente en su etapa en Turquía, Art Long, el pretendidísimo bosnio Kenan Bajramovic (sonó para muchos equipos ACB), el internacional israelí Lior Lubin, un lituano y un ruso y dos titulares de la selección ucraniana.


Ratko Varda, un pívot de calidad en Kiev (Foto fibaeurope.com)

BC Kiev (Ucrania)

Son el gran equipo ucraniano, un conjunto con nivel para competir por el título de la ULEB Cup e incluso tener una participación digna en la Euroliga. La pasada campaña fue subcampeón de la FEL y este año repite intento, ahora con rivales de más entidad, en la FIBA EuroCup. El club presidido por el legendario Oleksandr Volkov cuenta con cinco jugadores balcánicos básicos: el base Dragan Lukovski, el escolta Dusan Kecman y los pívots Goran Nikolic, Ratko Varda y Kresimir Loncar, alguno de ellos muy pretendido durante el verano. Los americanos Mark Jones y Michael Harris, varios jugadores internacionales ucranianos y el israelí Gordon completan un equipo que se ha quedado sin el estelar LaMarr Greer debido a una lesión.

Siroki Hercegtisak (Bosnia Herzegovina)

Hacía mucho tiempo desde que un equipo bosnio no tuteaba a sus vecinos balcánicos. En un país pobre y diezmado por la guerra, no cabía el lujo de una gran inversión baloncestística… pero este año el desconocido Siroki, amparado en la competitividad de la liga adriática, ha apostado fuerte, fichando a jugadores del calibre de Josip Sesar (26 puntos de media), Thalamus McGee, Josip Vrankovic o Gordan Zadravec. Líder durante varias jornadas en la liga adriática y actualmente 4-3, el conjunto de la pequeña localidad bosnia de Siroki Briceg (cerca de la frontera croata y de mayoría étnica croata) dejó claro su potencial al lograr un triunfo histórico el pasado octubre: 91-66 frente al Partizan.


Catalin Burlacu, uno de los guerreros rumanos del Asesoft (Foto FIBA Europe - Ciamillo/Castoria)

CSU Asesoft Ploiesti (Rumanía)

El desconocido CSU Asesoft Ploiesti es el vigente campeón de la FIBA Cup, debilitadísima cuarta competición europea. Tras una gesta histórica para el baloncesto rumano, el conjunto de la localidad de Ploiesti (250.000 habitantes y muy cercana a Bucarest) ha dado el salto a la renovada FIBA EuroCup, en la que compite con equipos de mucha más tradición y, posiblemente, plantilla. Con el nigeriano Julius Nwosu y el serbio Okokoljic como principales referentes y un grupo de rumanos muy batalladores, el Asesoft probablemente no vuelva a ganar ningún título continental más, pero al menos ha situado Ploiesti en el mapa baloncestístico. Que no es poco.




Frankie King brilla en el Lemesos chipriota (Foto Fibaeurope.com)

EKA AEL Lemesos (Chipre)

El campeón chipriota, de la capital Limassol, es uno de los pocos invictos de la FIBA EuroCup. Con PAOK y Fenerbahce como rivales de grupo, llevar el 4-0 que tiene actualmente no es ninguna broma. Dos viejos conocidos lucen en la plantilla del conjunto chipriota: Frankie King, anotador ex Granada y con dilatada experiencia en Europa, y Nikola Bulatovic, ex internacional yugoslavo y con una carrera marcada por la polémica. Los también serbios Milutin Aleksic y Balsa Radunovic sobresalen también en la plantilla de un equipo entrenado por el histórico letón Igor Miglinieks.




El CEZ Nymburk, un equipo con hambre (Foto Fibaeurope.com)

CEZ Nymburk (República Checa)

El equipo de la pequeña localidad de Nymburk (14.000 habitantes) domina con mano de hierro la liga de la República Checa (45 victorias en los últimos 48 partidos). Que no es gran cosa, cierto, pero es que además anota más de 90 puntos por noche y extiende la competitividad a la FIBA EuroCup, donde va 2-2 y aspira a tener un papel protagonista. Es un equipo cosmopolita, con dos americanos (Hess y Whitfield, éste nacionalizado e internacional checo), un lituano (el histórico Einikis), un brasileño (Nascimento), un bosnio (Savanovic), un eslovaco (Radoslav Rancik) y un belga (Mandic). Y también hay checos, claro.




El Khimki de Wolkowyski, un gran equipo emergente (Foto Fibaeurope.com)

BC Khimki (Rusia)

A la sombra del CSKA y Dínamo Moscú o de los Ural Great y Unics Kazan, el Khimki tiene todo un equipazo capaz de ganar la FIBA EuroCup (3-1, de momento) y de competir en cualquier nivel. De hecho, permanece invicto en Rusia con 5-0 y es segundo tras el Unics Kazan. Melvin Booker y el italiano Pozzecco comparten la dirección, en el juego exterior están el venezolano Oscar Torres, Fridzon y el esloveno Gorenc, y por dentro el argentino Wolkowyski y un elenco de altísimos jugadores rusos. Una plantilla espectacular.

Ironi Iscar Nahariya (Israel)

No es un Maccabi ni un Hapoel pero ya es un equipo muy importante de la liga israelí y que obtiene buenos resultados en Europa, de momento con 3-1 en la FIBA EuroCup. Representante de la ciudad de Nahariya, de apenas 48.000 habitantes, el Ironi Iscar cuenta con una plantilla interesante, destacando Corey Carr y el serbio Branko Milisavljevic. Con tales argumentos, permanece invicto en Israel y se afianza como la más sólida alternativa (si es que hay alguna) al poder del Maccabi Tel Aviv.


El Siauliai, la alternativa lituana (Foto Fibaeurope.com)

BC Siauliai (Lituania)

En un país como Lituania, de tres millones de habitantes, apenas hay margen para tres equipos competitivos. Así, en los últimos años nadie había podido asomarse bajo la sombra del Zalgiris Kaunas o el Lietuvos Rytas, de la capital Vilnius. Lo está empezando a hacer el Siauliai, de una ciudad de 133.000 habitantes en el norte del país y que se ha erigido en la alternativa en la Liga báltica y lituana, con excelentes balances que de momento no está extendiendo a la FIBA EuroCup. Pero el mérito del Siauliai, que en su pista ha derrotado al Cantú italiano, estriba en que toda su plantilla es lituana. Un hecho poco habitual en los tiempos que corren.

Eisbaren Bremerhaven (Alemania)


Los osos polares de Bremerhaven visten un curioso uniforme

La liga alemana vive un arranque sorprendente del irreverente Eisbären Bremerhaven (los osos polares de Bremerhaven), un equipo modesto que debuta en la Bundesliga y es de momento segundo con un balance 6-1 y un arrollador 69-99 este miércoles para derrotar a un ‘habitual’, el Braunchsweig. Sólo el ALBA le supera, quedando tras él el Bamberg (de Euroliga) y otros conjuntos de muchísimo más nombre. Bremerhaven, situado en la costa noroeste de Alemania y de apenas 120.000 habitantes, disfruta del éxito de sus osos polares gracias al acierto en el fichaje de los jugadores extranjeros: cinco americanos, tres jugadores y dos entrenadores lituanos (Jocys, jugador más conocido), un inglés… y tres alemanes. Uno de ellos, el ex Pamesa Axel Pleuger. Como curiosidad, el equipo viste la mitad izquierda de color azul celeste y la derecha de blanco, en un uniforme poco habitual en el baloncesto.

JL Bourg (Francia)

La liga francesa está cada día más loca e igualada y el JL Bourg tiene mucho que ver. Representante de Bourg-en-Bresse, una ciudad de 50.000 habitantes muy cerca de la frontera con suiza, el equipo ha puesto en jaque a varios grandes galos, liderando la liga durante varias jornadas y ahora navegando en la parte alta de la tabla gracias a un magnífico 6-3. La plantilla no tiene nada de especial y los hombres más conocidos son Kelvin Tolbert y Jerome Schmitt, sorprendente integrante de la selección francesa medallista en Belgrado. A Fred Sarre, ex entrenador del Pau Orthez, le llueven los elogios.


El Euphony Bree está dando "guerra" en la ULEB Cup (Foto Euroleague)

Euphony Bree (Bélgica)

Del baloncesto belga en la actualidad suenan con fuerza Charleroi, Ostende o, echando la vista más atrás, el Racing Malinas… pero el Euphony Bree no suena a mucho. Pues bien, es el vigente campeón y sólido aspirante a repetir. Bree, localidad de 14.000 habitantes, era hasta hace poco conocida sólo por Kim Clijsters, exitosa tenista autóctona. Sin embargo, el Euphony empieza a pasear también el nombre por Europa, y en sus dos primeros partidos en la ULEB Cup ha derrotado al Ventspils letón (un rival de entidad) y rozado la sorpresa en la pista del mismísimo Aris. Sus argumentos son un sólido grupo de estadounidenses, varios de ellos nacionalizados (atención a Cantamessa, Conlan, Lynch y Jenkins), el inglés Huggins y algunos jugadores belgas interesantes.

Pablo Malo de Molina
@MalodeMolinaACB
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos