Artículo

Diana Taurasi: Llicencia para anotar
La última semana será difícil de olvidar para Diana Taurasi, la joven escolta de las Phoenix Mercury batió en escasos días dos records de anotación en la WNBA. A falta de tres encuentros para finalizar la liga regular superó la anotación en una temporada y el pasado jueves 10 de agosto anotó 47 puntos (récord en un partido) en el espectacular Houston Comets 110 - Phoenix Mercury 111. De la mano de Álvaro Paricio conocemos un poco más a este prodigio de la anotación


Diana Taurasi tiene una capacidad innata para anotar (Foto EFE)

Redacción, 13 ago. 2006.- Acababa de concluir el partido y la derrotada Dawn Staley sólo podía definir lo visto aquella noche de forma muy gráfica “Es ella”. Efectivamente, cuando el juego habla (como lo hizo la noche del 10 de agosto), sobran las palabras. Diana Taurasi acababa de realizar la mejor actuación individual que se recuerda en la WNBA.

El pasado jueves, la WNBA asistía atónita al partido con mayor anotación de la historia de la Liga. La victoria de Phoenix Mercury frente a Houston Comets por 110 a 111 se convertía en todo un espectáculo de anotación, duración (se vivieron 3 prórrogas) y emoción (ambos equipos peleaban por el último puesto para playoffs). Y todo justo en el décimo aniversario de la liga. Pues bien, este fue el inmejorable escenario que envolvió la mágica noche donde Diana Taurasi logró 47 puntos, record de anotación en un solo partido, superando en un punto la anterior marca en manos de Katie Smith (46) desde 2001. Pero la actuación de Dee no sólo se quedó en este record anotador; el partido frente a las Comets sirvió para que la escolta acabará con varios registros personales. Por ejemplo, Taurasi superó la cifra de triples anotados en un partido (8), los triples anotados en una temporada (112), los lanzamientos de campo intentados en un partido (33) e igualó las canastas logradas en un encuentro (17). Una exhibición de muñeca en toda regla a la que hay que añadir 6 rebotes y 9 asistencias para enmarcar un partido inolvidable que nos deja además canastas como la que envió le partido a la segunda prórroga, un triple “fade away” (lanzándose hacia atrás) que empataba el encuentro a 96 puntos.

Taurasi podría haber igualado otra marca como es la de minutos jugados en un partido, pero curiosamente su pronta eliminación por faltas (la última inexistente) lo impidió e hizo que en las Mercury surgiese una heroína en la figura de Penny Taylor, quien en la tercera prórroga selló el triunfo de las de Arizona. Una victoria que, por primera vez en la temporada ponía el balance de victorias y derrotas al 50%, pero que a la postre no sirvió para su clasificación para playoffs.

Una actuación en boca de todos

No es difícil imaginar que semejante actuación ha causado un impacto como pocos en el deporte femenino americano, pero es que el partido de Taurasi tiene el agravante de producirse pocos días después de batir el record en temporada que tenía también Katie Smith desde el 2001 y que Taurasi pulverizó cuando aún restaban tres encuentros para concluir la temporada. Curiosamente, la que parece estás más apartada de toda esta vorágine de halagos y multitud de entrevistas y reportajes es la propia protagonista, quien restó importancia a lo logrado y priorizó el hecho de vencer para seguir vivas en la carrera por el Playoff. “Mucha gente puede ver que he anotado 47 puntos y hacer historia pero realmente fue un esfuerzo conjunto del equipo, especialmente después de que fuera eliminada en la segunda prórroga”, comentó Taurasi al acabar el encuentro.

Pero claro, pocos pueden resistirse a la demostración de juego realizada por la jugadora, porque como reconoce su técnico Paul Westhead “fue un gran actuación. No tenía idea de los puntos que llevaba, estaba en los cuarenta, pero sino llega a ser eliminada podía haber llegado a los 50”.

Bien distinta eran las palabra de las jugadoras de las Comets, no en vano tanto sufrimiento para acabar en nada no sentó especialmente. “Tuvimos algunas buenas opciones de canasta al final, pero nunca las convertimos y entonces Taurasi nos noqueó” señaló Van Chancellor, técnico de las Comets. Más clara fue la veterana base tejana Dawn Staley “Ella (Taurasi) tiene un gran potencial ofensivo. Puede anotar de muchas formas como ha demostrado hoy. Ella nos desequilibró con su lanzamiento de tres. Es lo que mejor sabe hacer”

Eso sí, nadie discute la calidad de la futura MVP de la liga y es que como bien dice Stacey Lovelace, escolta de Chicago Sky, “básicamente ella hace lo que quiere. Es una gran jugadora. Tienes que tener una gran estrategia contra ella”. E incluso la gran Sheryl Swoopes (su defensora en la ya mítica noche), no tiene más que palabras de elogio para Taurasi: “ Defender a una jugadora como Diana Taurasi es imposible incluso para mí (jugadora defensiva del año). Ella va a conseguir sus puntos. Es la jugadora que sale del banquillo y debe parar”.

Raza blanca tiradora


Taurasi desea cumplir en Phoenix su sueño de ganar la WNBA (Foto EFE)

Diana Taurasi aterrizó en la liga hace tres años con un cartel inmejorable (ganadora del trofeo Naismith, AP, Jugadora del Año USBWA y miembro del quinteto ideal All-America durante tres años) y aunque no tardó en despuntar y convertirse en el referente anotador de las Mercury, el hecho de competir en uno de los peores equipos de la competición y compaginar su posición natural de escolta con el experimento de jugar de base, la relegaron a un papel menos importante del que se podía pensar a pesar de sumar el título de rookie del año. Esta marginalidad quedó patente con el ostracismo sufrido en los juegos olímpicos de Atenas donde apenas disfrutó de minutos de calidad con el equipo americano.

Sin embargo, esta “killer” con sonrisa perenne nunca ha dejado de progresar en su juego y cuando termine la presente temporada en la WNBA no sólo será la máxima temporada de la liga sino que habrá acabado con la mayoría de records individuales de la franquicia, dejando su estampa en la historia de las Mercury como ya sucediera en su periplo universitario (record de asistencias en la Universidad de Connecticut) e incluso en su breve estancia en Rusia, donde en el segundo partido que disputó con el Dynamo de Moscú anotó nada más y nada menos que 35 puntos.

Y es que en su tercer año en la liga, hemos podido asistir a la auténtica explosión de Taurasi como jugadora. En esta mejoría hay varios factores que confluyen de forma determinante, el primero y principal de todos es el hecho de que por fin este año se ha liberado de la carga que suponía organizar al equipo. En sus dos primeros años, Taurasi compaginó su posición natural de escolta con el experimento de jugar de base, algo que acabó perjudicando a una jugadora que cayó en un excesiva irregularidad. Pero a parte de este hecho, Dee ha encontrado este año dos apoyos fundamentales en las personas de Paul Westhead y Cappie Pondexter. La joven rookie no sólo es el complemento ideal de Diana en pista (Pondexter se ha revelado este año como una auténtica amenaza en el tiro), sino que fuera de ellas son casi como hermanas. Su relación proviene de las selecciones inferiores y el feeling creado entre ambas jugadoras ha hecho que Taurasi se encuentre más liberada en ataque y con más espacios es aún más peligrosa.

El otro gran artífice de la remozada Taurasi es Paul Westhead, el veterano técnico ha impregnado a las Mercury de un ritmo frenético en ataque (es el equipo que más anota en la liga). Westhead basa su juego en rápidos contraataques y un ataque en estático con constantes bloqueos y jugadoras en movimientos, reduciendo la duración de las posesiones al más puro estilo run and gun de sus compañeros de pista, los Suns de Phoenix. Además de este alegre estilo de juego y altas anotaciones, Westhead ha liberado de responsabilidades a una Taurasi que jugando sin ataduras está alcanzado las mayores metas que se recuerdan en la liga.

A sus 22 años parece increíble las metas alcanzadas por esta joven del barrio de chino (California) y familia italoargentina, pero es aún más sorprendente el potencial que todos vislumbran en ella, porque como Westhead apunta, esto no ha hecho más que comenzar. Una sugerencia, no se pierdan el próximo mundial femenino, Taurasi promete fuertes emociones.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos