Nota de agencia

EEUU, España, Brasil, Cuba y Argentina, máxima ambición en el Mundial Fem.
Estados Unidos, España, Brasil, Cuba y Argentina llegan a la XV edición del Mundial de baloncesto femenino, que se disputará del 12 al 23 de septiembre en Sao Paulo y Baruerí, con serias ambiciones de vencer y ninguna intención de facilitar los planes de Rusia, Australia, China y República Checa


Estados Unidos es uno de los más firmes candidatos al oro, a pesar de la baja de Leslie (Foto EFE)

Sao Paulo, 11 sep. 2006 (EFE).- La selección de baloncesto de Estados Unidos parte como primera favorita al título de un certamen que se cansó de consagrar países que ya no existen. Así las cosas, la Unión Soviética se alzó con seis títulos, Checoslovaquia terminó dos veces en el segundo puesto y cuatro veces en el tercero, y Yugoslavia poco antes de su desintegración.

Estados Unidos, que se ha alzado con los títulos de los dos últimos torneos y acumula siete de las catorce ediciones disputadas, llega a Brasil con una plantilla que ronda los 26,9 años y sin saber si podrá reponerse de la ausencia por problemas familiares de su talismán, Lisa Leslie.

La jugadora de 34 años participó en todas las conquistas de su selección en los últimos diez años, desde los Juegos Olímpicos de 1996, 2000 y 2004, hasta las últimas dos versiones del Mundial.

Con Leslie fuera del equipo, la entrenadora Anne Donovan ha convocado a Cheryl Ford, Candace Parker y Michelle Snow para completar el elenco, que jugará en el Grupo C con China, Rusia y Nigeria.

El seleccionador español de baloncesto femenino, Domingo Díaz, ha expresado optimismo por el semblante de sus elegidas a pocas horas del comienzo del torneo, a pesar de haber perdido por lesión, el pasado fin de semana, a la alero Laura Camps. La sustituta de Camps, María Pina, debe llegar hoy a Sao Paulo.

Díaz emprendió el 3 de agosto la preparación del equipo con todas las jugadoras que conquistaron la medalla de bronce en el campeonato de Europa, disputado el año pasado en Turquía, y otras doce jóvenes promesas. "Tenemos un equipo internacional que mezcla experiencia con calidad y mucho entusiasmo", explicó.

Las españolas perdieron el sábado pasado ante Brasil por 84-66, en la final de un cuadrangular de preparación para el torneo mundialista.

Brasil conquistó su único Mundial femenino en 1994. Para repetir la hazaña de Australia y romper una vez más la hegemonía de Estados Unidos, ha apostado todas sus fichas a una plantilla de vasta experiencia y media de edad de 27,9 años, que resulta ser el principal motivo de preocupación de los críticos.

"El título es el objetivo. La selección de Estados Unidos es la favorita, pero estamos en la lista, así como las checas, las australianas, las rusas, las chinas, las francesas y las españolas", afirmó el seleccionador "canarinho" Antonio Carlos Barbosa.

Las selecciones femeninas se clasifican generalmente entre las cuatro mejores de los torneos en los que han participado en los últimos quince años. Para el nuevo Mundial, las anfitrionas mantienen en sus filas a cuatro de las jugadoras que conquistaron el Mundial de Australia'94: Janeth Arcain (37 años), Helen (33), Alessandra (32) y Cíntia Tuiú (31).

Janeth jugará su quinto mundial y fue figura de su país en las ediciones de 1990, 1994, 1998 y 2002. La apuesta de Brasil parece arriesgada, especialmente porque los principales equipos que tomarán parten en el torneo llegan con jóvenes figuras en sus filas

Sin mucho ruido pero dispuestas a propinar una sorpresa, la selección femenina de Cuba llega al Mundial con el recuerdo aún fresco de su incuestionable conquista de la V edición de la Copa América, al derrotar en la final a Brasil por 81-73.

Las caribeñas terminaron invictas un torneo en el que también participaron otros clasificados para el Mundial: Argentina y Canadá. Al mando del entrenador Eduardo Lucio Pinto, Argentina cumplió un largo proceso de preparación que no ha parecido suficiente para mejorar el décimo puesto del Mundial de China 2002.

Para Pinto, el emparejamiento con Brasil, España y Corea del Sur en el Grupo A no favorece las aspiraciones de sus pupilas. "Es un grupo muy difícil. Las brasileñas deben terminar la competición entre las cuatro primeras. Es casi imposible alcanzarlas ya que ellas son las anfitrionas del Mundial y cuentan con jugadoras en la WNBA", manifestó.

Argentina debuta el 12 de septiembre, precisamente contra Brasil. Pinto tampoco ve muchas opciones en su choque contra España, el 13 de septiembre. "Ellas tienen una liga muy profesional, es considerada la mejor de Europa y por eso lo tendremos muy difícil".

A su juicio, las surcoreanas pueden amenazar si el equipo no sale concentrado al último partido de la primera fase, que se disputará el viernes. "Las coreanas terminaron en cuarto lugar en China, en 2002. Tienen la misma estatura de nuestras atletas, pero poseen más experiencia internacional que nosotros", anotó.




© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos