Nota de agencia

El CSKA Moscú pujará por Kirilenko si éste abandona Utah Jazz
Escasas horas después de que Kirilenko anunciase su voluntad de abandonar los Jazz de Utah, dirigentes del CSKA Moscú han mostrado su interés por la estrella rusa. Kirilenko que mantiene problemas con el técnico Jerry Sloan, podría ser una pieza codiciada por otras franquicias NBA


Andrei Kirilenko se ha revalorizado tras el Eurobasket (Foto EFE)

Moscú, 22 sep. 2007 (EFE).- El CSKA Moscú pujará por hacerse con los servicios del alero ruso Andréi Kirilenko si éste abandona Utah Jazz como es su deseo, aseguró Andréi Vatunin, vicepresidente del club moscovita.

"Estaríamos encantados de que contar con un jugador de ese nivel en nuestras filas", señaló Vatunin en declaraciones recogidas hoy por el diario "sport.express"

El directivo subrayó que el dinero no sería un problema, ya que "si el jugador desea venir al CSKA, estoy seguro de que podremos alcanzar un compromiso".

Kirilenko visitó la camiseta del mejor equipo ruso las últimas tres temporadas que jugó en Europa antes de iniciar su aventura americana.

No obstante, matizó, "Kirilenko sólo podrá liberarse de sus obligaciones contractuales -cobrará 63 millones de dólares las próximas cuatro temporadas- si alcanza un acuerdo con los directivos de su actual club".

Poco después de lograr la medalla de oro en el Europeo disputado en España y ser nombrado el mejor jugador del torneo, Kirilenko anunció que no quería seguir en las filas de los Utah Jazz debido a su entrenador, Jerry Sloan.

"Siento que ya no progreso como jugador. Quiero jugar y disfrutar del baloncesto, no ser un robot y una tuerca del sistema de Sloan"
, señaló Kirilenko en su "blog".

El jugador señaló que ya había expresado a principios de septiembre sus intenciones al director general de los Jazz, Kevin O'Connor, que replicó que el club espera que el jugador se presente en la ciudad el primer día de los entrenamientos.

Además, la directiva ha advertido a Kirilenko que será "multado" económicamente si vuelve a hablar en los medios de comunicación de su salida del club.

El jugador ruso, de 26 años y 2,06 metros, aseguró que "en las últimas dos temporadas" no ha contado "con el apoyo ni del entrenador ni del club".

"El sistema Sloan no se adapta a mis características. Los métodos de Sloan influyen negativamente en mi rendimiento", señaló.

En todo caso, el alero ruso agradeció a Sloan -un "entrenador leyenda" que condujo a los Jazz a las finales de la NBA en 1998- que le diera la oportunidad de cumplir su sueño, firmando un contrato largo y disputar el All Star en 2004.

"Espero que el club comprenda que nuestra relación ha concluido y que es hora de separarse", aseveró Kirilenko, que fue elegido por los Jazz en la posición número 24 en el sorteo universitario de 1999, ha sido uno de los puntales del equipo desde 2001.

La afición de Utah, que conoce al jugador como AK-47 -en referencia al fusil automático ruso inventado por Kaláshnikov- está indignada con la actitud de Kirilenko.

El base del equipo, Deron Williams, tampoco ha ahorrado críticas contra el ruso, al que acusó de entrenarse menos que sus compañeros.

Según la prensa, el club de los mormones baraja varias posibilidades.

Podría cambiar a un descontento Kirilenko por Marion de los Phoenix Suns, Battier de los Houston Rockets, Larry Hughes de los Cavaliers, Lamar Odom de los Lakers, John Smith de Atlanta Hawks, Ron Artest de Sacramento o incluso Magette de los Clippers.

Otra posibilidad es que Utah permita al jugador regresar a Europa, aunque impondría una cláusula que le impediría fichar por otro equipo de la NBA durante las próximas cuatro temporadas que aún le restan de contrato.

El ruso compartió las últimas temporadas en activo de los dos mitos de Utah Jazz, el pívot Karl Malone y el base John Stockton.

En la temporada 2003-04 llegó a promediar 16,5 puntos y 8,1 rebotes por partido y fue el máximo taponador de la liga estadounidense en 2004-05.

En cambio, la última temporada, debido a las lesiones, perdió el puesto en el quinteto titular y sólo en los últimos partidos estuvo a su nivel.

El año pasado promedió 8,7 puntos por partido -la única temporada que no superó los 10 puntos de media-, 5 rebotes y 3,2 asistencias.




© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos