Nota de agencia

El Khimki de Scariolo remonta y fuerza un cuarto partido ante CSKA (67-66)
El Khimki consiguió imponerse por la mínima al CSKA Moscú (67-66), logrando así un triunfo que le permite prolongar la final de la liga rusa, que ahora presenta un marcador de 2-1 favorable a los hombres de Ettore Messina


Jorge Garbajosa disputó un gran partido y colaboró de forma activa en el triunfo (Foto Euroleague/Getty)

Moscú, 24 mar. 2009 (EFE).- El Khimki, equipo entrenado por el italiano Sergio Scariolo y en el que juega el español Jorge Garbajosa, derrotó hoy al todopoderoso CSKA Moscú (67-66) en el tercer partido de la serie final de la liga rusa de baloncesto.

De esta forma, el Khimki recorta distancias en la eliminatoria por el título (2-1 para el CSKA) y podría empatarla si vuelve a batir al equipo del Ejército ruso en el cuarto partido de la final que se disputa mañana, lunes, en su feudo.

El partido celebrado hoy en el pabellón del Khimki (región de Moscú) se avecinaba caliente después de que Scariolo, seleccionador español, fuera expulsado al comienzo del segundo partido de la final por protestar una decisión arbitral.

Las previsiones se cumplieron -el lituano del CSKA, Siskauskas, llegó a decir que en Khimki les esperaba una "guerra"- ya que los jugadores del Khimki salieron a por todas desde el primer minuto.

Con todo, el CSKA echó mano de su mayor experiencia en estas lides y no tardó en distanciarse en el marcador.

Scariolo optó por dar prioridad al juego interior, pero el pívot local, Mozgov, se mostró fallón, mientras en el CSKA el esloveno Smodis castigaba al Khimki desde la línea de tres puntos.

De esta forma el Khimki se fue al descanso con una desventaja de 12 puntos (28-40) que parecía definitiva.

Todo cambió radicalmente en el tercer cuarto, ya que el español Jorge Garbajosa y el argentino Carlos Delfino -ambos ex jugadores del Toronto Raptors- acertaron finalmente con sus tiros lejanos y a base de triples lograron recuperar la iniciativa para su equipo.

A falta de dos minutos para el final del tercer cuarto, el Khimki empató el marcador (46-46) ante la incredulidad del también transalpino Ettore Messina.

En el último cuarto los hombres de Scariolo saltaron a la cancha como posesos y a falta de menos de cinco minutos para el final aventajan en ocho puntos al CSKA.

No obstante, en ese momento se precipitaron y el CSKA dio la vuelta al marcador y empató el partido a (64-64) a falta de un minuto.

Delfino pone por delante a los suyos con un precioso gancho y en la última jugada cuando el lituano Siskauskas se dispone a lanzar de tres recibe una falta del rival.

En ese preciso momento, Scariolo protesta y le es señalada una nueva falta técnica, con lo que el CSKA debe lanzar cinco tiros libres.

En cambio, seguidamente, los árbitros cambian de opinión y dictaminan que Siskauskas recibió la falta antes de armar el brazo para lanzar a canasta.

De esta forma, el lituano únicamente lanza dos tiros libres por la técnica a Scariolo y el Khimki se llevó la victoria por un solo punto ante el delirio de la afición local.

La directiva del CSKA adelantó al final del partido que protestará la decisión arbitral, al considerar que perjudicó gravemente a su equipo, que se las prometía felices.

El máximo anotar del partido fue Siskauskas con 16 puntos, mientras el estadounidense Langdon del CSKA estuvo desconocido con 5 puntos en una serie de 1 de ocho.

Por parte del Khimki, Delfino y los rusos Mozgov y Pankrashov lideraron a su equipo con doce puntos.

Garbajosa disputó su mejor partido de la final al anotar 12 puntos, seis de ellos en triples.

El equipo de la región de Moscú se alzó la pasada temporada con la Copa de Rusia al derrotar en la final al CSKA.




© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos