Artículo

Duke, nuevo campeón de la NCAA tras batir a Butler (59-61)
Los de Mike Krzyzewski sufrieron muchísimo para doblegar a una histórica Butler que no le perdió la cara en ningún momento al partido, pero que sucumbió en los segundos finales, dónde Gordon Hayward no estuvo acertado


Kyle Singler fue nombrado el mejor jugador de la Final Four (Foto Duke University)

Butler se queda a un triple de hacer historia

Seguramente, si al inicio de este March Madness nos adelantan que la final será Butler-Duke, hubiéramos tachado al susodicho de loco. Los Butler Bulldogs, poco a poco, han ido superando etapas y rivales y sí, se han plantado en una histórica Final tras derrotar a Michigan State. Pero en el partido por el campeonato, seguramente Butler tiene enfrente al mejor equipo de la competición. Una Duke Blue Devils muy completa, liderada por el trío Smith-Scheyer-Singler, pero con otras muy buenas piezas como Lance Thomas, Brian Zoubek o los hermanos Plumlee. E incluso añadiríamos al entrenador Mike Krzyzewski, uno de los mejores estrategas del país. En cambio, Butler es un equipo diferente, liderado por dos piezas muy talentosas como Gordon Hayward y Shelvin Mack, pero que basa sus victorias en su defensa: presión agobiante con la aportación de Veasley y Nored, ayudas en dos contra uno a los postes y mucha agresividad en las líneas de pase.

Precisamente, dichos factores se mostraban vigentes en el arranque del encuentro, con Duke jugando buenos balones interiores para Zoubek y Butler con problemas para anotar con fluidez, buscando mucho a Matt Howard en la pintura pero sin encontrar resultado (4-8; min.5). Los primeros puntos de Hayward, tras un rebote ofensivo, se combinaban con dos triples de Mack y uno de Hahn para conseguir la primera ventaja Bulldog (14-13; min.9). Los Blue Devils intentaron apoyarse en el talento de Singler parara intentar rormper el choque, pero Butler cada vez estaba más cómodo en pista y un triple de Vanzant, junto a una canasta de Veasley les dejaba 20-18 por delante a 8:20 para el descanso. Pero el partido cambiaba de liderazgo con mucha facilidad y un parcial de 0-8, con un triple de Scheyer y un canastón de Singler lanzaba a Duke (20-28; min.15). La entrada del senior Avery Jukes, autor de cinco puntos consecutivos, permitía rápidamente a Butler contestar con otro parcial y volver a igualar el choque con tres minutos por delante, dónde el partido se mantendría en menudos guarismos para los Blue Devils, que conseguían llegar a la media parte con un punto de diferencia (32-33)

Hayward y Singler abrían una segunda mitad dónde Butler subió considerablemente su intensidad defensiva, cerrando los espacios para las penetraciones y forzando muchos triples de los Blue Devils. Las penetraciones de Mack y Nored intentaban lanzar a los Bulldogs, pero, con el talento de Smith y los rebotes ofensivos de Zoubek y Thomas, Duke seguía igualando una y otra vez el marcador (40-40; min.25). Butler perdía momentáneamente a uno de sus mejores hombres, el pívot Matt Howard, por culpa de su cuarta falta y eso lo quería aprovechar Duke para intentar escaparse en el electrónico, buscando a Zoubek en la zona y cargando mucho el rebote. Hayward, desde el tiro libre, aguantaba todas las ofensivas de Duke y abría los últimos ocho minutos con un igualadísimo 49-51 para lo Blue Devils pese a la exhibición ofensiva de Singler. Pero sería de la mano de Scheyer como Duke conseguiría una mínima ventaja (51-56). Butler intentaba recortar con penetraciones, pero las envergaduras de Singler y Zoubek se imponían en cada defensa. Tendría que ser Hayward, aunque fuera desde el tiro libre, el que volviera a igualar las cosas y a abrir los últimos cinco minutos con un más que interesante 55-56 para Duke.

Volvía a aparecer Kyle Singler, con un canastón en suspensión tras bloqueo y Zoubek, con un rebote ofensivo muy importante. Duke dominaba con cierta comodidad sus ataques y Smith lanzaba a los Blue Devils hasta el 55-60 con 3:16 por delante. Mack no conseguía anotar en una gran defensa de Duke, pero Howard, muy listo, forzaba una violación a Singler en el posterior ataque Blue Devil. Un gran pase de Hayward lo aprovechaba Howard para recortar. Butler estaba crecido y, otra vez Howard dejaba el encuentro con 59-60 a 50 segundos. Duke tenía una posesión clave y necesitaba anotar y para eso buscó a su mejor hombre, Kyle Singler. Pero el alero fallaba incomprensiblemente un tiro desde el tiro libre y Butler recuperaba la posesión tras el intento fallido de rebote ofensivo de Thomas. Los segundos pasaban y Mack, buscando un pase abierto, estuvo a punto de perder la posesión ante la agresividad de Zoubek. 12 segundos, Butler buscando un tiro histórico y ganador. Hayward aceptó el reto, se enfrentó a Singler, le superó por velocidad, pero la intimidación de Zoubek le mermó un tiro que se salió. El mismo pívot era objeto de falta y sólo anotaba uno, lanzando el segundo a fallar. Hayward recogió el rebote, corrió a la desesperada hasta media pista para lanzar y el balón iba acercándose cada vez más al aro. Rebote en tablero, aro... y ¡fuera!. Duke recuperaba el trono estatal ante una Butler muy trabajadora pero menos talentosa.

Las claves de la gran final

  • La aparición del senior Avery Jukes en la primera mitad fue clave para que Butler, que en esos momentos andaba con problemas en sus ataques, llegara al descanso con sólo un punto de desventaja. Jukes anotó 10 puntos en menos de cuatro minutos, con 2 triples incluídos



  • Gordon Hayward no tuvo su mejor día (Foto Butler Athletics)

  • El oscuro trabajo de Brian Zoubek. El pívot de Duke firmó uno de sus mejores encuentros, dominando ambas zonas a su placer. Zoubek sólo anotó ocho puntos, pero su aportación en el rebote fue decisiva, con 11 rechaces en total y un total de ¡7! ofensivos.


  • Apagado Hayward. El mejor jugador de Butler no tuvo su mejor día y, aunque acabó como máximo anotador de los Bulldogs con 12 puntos, firmó un horrible 2/11 en tiros, con 0/3 desde el triple. Su mejor faceta, la seguridad en el tiro libre, con 8/8, además de 8 rebotes.


  • Smith+Singler+Scheyer. La aportación del trío maravilla de Duke ha vuelto a ser increíble. Nolan Smith es el que peor ha estado, con 13 puntos y una serie de 5/15 en tiros (1/5 en triples), pero sin duda, Singler ha vuelto a rayar al mejor nivel en el momento clave: 19 puntos (7/13 en tiros con 3/6 en triples), 9 rebotes y 3 tapones. La aportación de Scheyer, con 15 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias también ha sido clave.


  • Cuando vives desde el tiro libre... Butler ha estado muy poco acertada en la segunda mitad y simplemente ha conseguido mantenerse en el partido desde la línea de personal, encadenando hasta 7 minutos y 55 segundos sin anotar una canasta en juego. Lo hizo Matt Howard debajo de aro tras una gran asistencia de Hayward a 1:50 para el final.

  • Gerard Solé
    @gsole14

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-

    Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos