Artículo

El Ciudad Ros Casares roza la perfección para alcanzar la Final (86-57)
En un partido casi perfecto, el Ciudad Ros Casares derrotó al Wisla Can Pack (86-57) y se metió en la final de la Euroliga Femenina. La valencianas solventaron en 10 minutos un encuentro donde brillaron De Souza (22 puntos) y Milton Jones (17)


El Ciudad Ros Casares completó un partido extraordinario de principio a fin (Foto Álvaro Paricio)

Redacción, 9 Abr 2010.- El Ciudad Ros Casares cumplió con los pronósticos y se clasificó este viernes para la Final Four de la Euroliga. Lo hizo de forma brillante, luciéndose ante su afición y derrotando al Wisla Can Pack (86-57) en un encuentro dominado desde el salto inicial. Cuarenta minutos donde el conjunto valenciano practicó un juego casi perfecto y arrolló a un rival que apenas pudo contener 10 minutos el aluvión de juego valenciano.

Fue un partido sin historia, donde las primeras canastas del equipo polaco sólo fueron un espejismo porque esta fiesta era del Ciudad Ros Casares, Erika de Souza era su protagonista (22 puntos) y nadie se la iba a estropear. Wisla intentó jugar con los nervios del rival, pero estos no existieron y sólo las primeras imprecisiones y la voluntad de Marta Fernández mantuvo el partido con vida.


El inicio deseado

Una vida que se fue consumiendo a la par que Delisha Milton Jones calentaba la muñeca y comenzaba a martillear el aro rival. Snell había encendido la mecha pero la americana y Amaya Valdemoro disparaban la traca valenciana (28-15).

Con cada triple que metía Valdemoro, la Fonteta crecía en animosidad y se comía las pocas opciones que le restaban a un Wisla entregado al final del primer cuarto. Era muy mala señala que Kobryn fuera la protagonista y Janell Burse, la estrella, sólo una secundaria pero es que el Ciudad Ros Casares tenía muy bien aprendida la lección y cada balón que llegaba a Burse era un rápido dos contra una.

Sin referencia interior. Iziane Castro se echó el equipo a las espaldas, cuatro ataques consecutivos tuvieron su firma, cuando acertó consiguió estabilizar a un enfermo que agonizaba ante el potencial del Rival.

Jugar en Euroliga con una única jugadora enchufada era muy peligroso y Wisla sufría por cada canasta que lograba anotar veía como Ciudad Ros Casares anotaba dos o tres. Donde en un lado había una jugadora, en el otro había cinco.

Todo salió perfecto, entraron los triples iniciales (gran Snell con 10 puntos) y con el partido roto, las interiores se hincharon a meter canastas fáciles aprovechando el despiste del rival. Así Erika de Souza y Delisha Milton Jones sumaban al descanso 26 puntos. El vendaval ofensivo en la mitad parte era de escándalo, apenas había resquicio de partido (57-35).



Ciudad Ros Casares solventó el encuentro en la primera parte (Foto Álvaro Paricio)

Ciudad Ros Casares acelera hacia la final

Sólo una reacción épica podía impedir que Wisla Can pack entrara en el partido y aunque salió con esa intención delante se encontró a un equipo que no lo permitió. Las valencianas salieron al tercer cuarto como si el partido comenzara de nuevo y en este “segundo partido” también arrollaron a su oponente.

Sólo el efímero susto del golpe recibido por Milton Jones alteró la fiesta en la que se había convertido el partido a mediados del tercer cuarto (66-37). La ventaja crecía demasiado rápido para lo que se presupone en una semifinal de Euroliga, pero es que Ciudad Ros Casares no daba opción a nada más.

Instalado el equipo en los 30 puntos de ventaja, el último cuarto fue un homenaje del equipo la afición. El sueño de alcanzar la final era una realidad consumada y se abría un nuevo sueño de cara al domingo. La incertidumbre de la victoria dio paso a la duda sobre el marcador final. Los 100 puntos estaban ahí, hubiera sido un gran logro para un gran equipo, pero todos en el pabellón sabían que había que reservar fuerzas y cualquier descanso sería bienvenido para la final del domingo…

El pasar de los minutos dio paso a los sentidos homenajes de la afición a sus jugadoras, la Fonteta se rendía ante el espectáculo vivido, el final era perfecto… todo había salido como en los mejores sueños, pero era realidad. Y el domingo más


Ciudad Ros Casares 86: Vesela (5), Snell (10), Milton-Jones (17), Palau (8), De Souza (23) -cinco inicial- Aguilar (3), Montañana (12), Valdemoro (8), Drljaca (0) y Pallardo (0).

Wisla Can Pack (57): Fernández (6), Cohen (10), Kobryn (16), Burse (5), Castro (9) -cinco inicial- Kulaga (0), Wielebnowska (3), Majewska (2), Gburczyk (3) y Pawlak (3).

Árbitros: Julien (Francia), Reiter (Alemania) y Jovovic (Croacia).

Incidencias: Pabellón Fuente de San Luis, 6.400 espectadores

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos