Artículo

El Power Electronics monta una fiesta para coronarse campeón (44-67)
El segundo cuarto rompió el partido y la diferencia no hizo nada más que aumentar. Un partido para la celebración, dominado completamente por los valencianos, que se llevan el trofeo, la clasificación para la Euroliga, un lugar donde en esta final han demostrado que tienen que estar


Víctor Claver abrió la final con un maravilloso mate (Foto Euroleague/Getty)

Fernando Buesa Arena, 18 Abr. 2010.- Una fiesta acabó siendo el Fernando Buesa Arena. La numerosísima afición valenciana empezó a celebrar la victoria prácticamente en el tercer cuarto. Su equipo había respondido a la perfección, ante el planteamiento de un Alba Berlín que había puesto en enormes dificultades al Bizkaia Bilbao Basket en semifinales. "Si el Alba quiere controlar el juego, jugar lento y marcador bajo, nosotros también podemos y creo que mejor que ellos", diría luego Neven Spahija en rueda de prensa. Un primer cuarto titubeante no empañó el 12-25 del segundo periodo, con múltiples jugadores valencianos rindiendo a buen nivel (Kelati, Perovic, Marinovic...).

El partido se presumía de marcador bajo y lo fue. Lo que sí eran inesperados eran los 44 tantos del Alba Berlín. Sus ataques largos rara vez encontraban situaciones claras, algunas pérdidas (inusuales en ellos) en los primeros segundos del ataque les desconcertaron, el Power Electronics controló su rebote defensivo... Y al Alba no se le vio reacción. Porque los valencianos se distanciaron con algunos certeros triples y escasas transiciones y jamás volvieron a soltar su renta.

Plasmando su superioridad en la pista, dominando a placer durante 30 minutos y no deteniéndose incluso cuando ganaban de 20. Convertir el partido en una fiesta no es nada fácil. Y el apabullante dominio del Power Electronics lo hizo. Se volvió en realidad el gran sueño. Kelati con 13, Perovic con 17, Marinovic con 12, el Alba Berlín noqueado. El baloncesto hecho espectáculo, el dominio mezclado con la belleza, los múltiples recursos plasmados sobre la pista. Un planteamiento de equipo, tras muchos años, ha triunfado. Las banderas taronja al aire explicaban que esto no es sólo una victoria. Es un club que vuelve a la máxima élite. Y eso sólo lo puede sentir hoy el Power Electronics Valencia.

Toma de contacto

No se puede comenzar mejor que con un estratosférico mate de Víctor Claver. El Power Electronics Valencia empezaba gustándose los primeros minutos: bellísimas acciones ofensivas y defensa extenuante, que consumía los 24 segundos berlineses, aunque el estruendo de la marea taronja no dejara oír la bocina. El Alba no contradecía su principio de ataques largos hasta encontrar la mejor opción, con premio final para Derrick Byars y su triple (3-4), mientras los valencianos fallaban en su apuesta por el lanzamiento exterior (0/4 inicial). Con el balón al poste bajo para Kosta Perovic, el serbio se manejaba para lograr seis puntos de los ocho de su equipo (5-8).

El ritmo estaba instaurado en los intereses alemanes (10-8, en nueve minutos), que además encontraban en Steffen Hamann un desatascador, con 5 tantos. Lo único que permitió irse al parón entre cuartos por delante (10-11) fue un triple de un De Colo que resurgía para anotar el primero de los siete que había lanzado su equipo. Estabilidad general en el marcador, por desacierto valencianista y por convicción berlinesa. Era esa diferencia la que permitía desprender la sensación de que, a poco que la apuesta interior lograse acierto, la ventaja en el marcador estaba financiada.


Power Electronics completó un partido para enmarcar, perfecto en defensa y efectivo en ataque (Foto Euroleague/Getty)

Abriendo y ampliando brecha

Y eso fue lo que intentó Marinovic al inicio del segundo periodo, para colocar el 10-14. En esos números minúsculos, el contraataque de Claver que colocaba los 6 de diferencia obligaba a Luka Pavicevic a recurrir a la pizarra, desataba a la afición valenciana y asentaba una diferencia en el marcador como la que logró el Alba en semifinales ante el Bizkaia Bilbao (y que no dejó ir en todo el partido). El control del rebote defensivo (incluso a partir de puntear para que recogieran los exteriores) era una baza importante del Power Electronics. Pero todo mejora, incluso en brillantez, si Kelati saca a relucir sus movimientos de tirador y se convierte en punta de lanza del ataque, con cinco puntos para el 12-21.

Spahija y sus hombres tomaban cierto control del partido, a partir de esas acciones puntuales que le daban la ventaja en el marcador, ahora con Marinovic tomando el relevo de Kelati. Los valencianos forzaban algunas pérdidas de balón en el inicio del ataque amarillo, lo que descoloca mínimamente al Alba y permite jugar con más soltura y calma al Power Electronics, lo cual es todo un lujo ante un rival que requiere tal exigencia mental como el conjunto de Pavicevic. En este contexto, la anotación del Alba es escasa y su desventaja empieza a ser considerable, como demuestra el 21-31 tras triple de un Julius Jenkins que daba la cara. El 22-36 que dejaba Nando de Colo justo sobre la bocina que dirigía al descanso era ya una ruptura total.

La brecha era severa, pero todavía lo eran más las dificultades berlinesas para anotar, por mucho que en sus escasísimos 22 puntos hay también parte de ataques pretendidamente largos. Los valencianos no podrían tener el partido en mejor posición, pero también gozaban de la misma al descanso de las semifinales ante el Panellinios, por lo que conservar sus atributos se desvelaba vital.


Nielsen se coronó como MVP de la Eurocup Finals (Foto Euroleague/Getty)

Que empiece la fiesta

El inicio del tercer cuarto mantenía las dificultades para anotar del Alba Berlín, mientras que a los valencianos les era suficiente hacerlo de forma puntual para conservar su renta. La sensación era clara. Y lo era en buena parte porque la afición desplazada desde Valencia lo tenía. Sin dejar de gritar en todo el encuentro, veían ya en esa diferencia una ilusión palpable.

Incluso daba tiempo para que Perovic se luciera con un espectacular mate y con un semigancho con la izquierda. El Power Electronics se iba de 17 y cada segundo que pasaba era una confirmación del dominio sin paliativos de los de Spahija. Cada instante era uno menos para el título. Sin baches, sin sobresaltos, todo respondía a la perfección para los que hoy vestían de morado. No así en los amarillos, donde las ofensivas se atragantaban, los ataques largos dejaban de servir en el momento en que no ofrecían mayor seguridad de canasta y el tiempo apremiaba: o se aceleraba o todo se iba al garete.

El partido devenía en fiesta imparable: espectacular tapón de Nielsen a Hamann, bella penetración de Marinovic, Claver forzando la pérdida de su par... A cada acción la hinchada se animaba más. Aquello ya no había quien lo parara. La quincena de puntos se convertían en constante: 29-44, 31-46 o el 33-48 con el que se alcanzaba el término del tercer periodo.

Un no parar. El Power Electronics no bajaba el pistón, su rival se veía cada vez más fuera, con la corroboración de cada ataque y cada defensa. Rebotes defensivos constantes de los interiores taronja, falta en ataque de Sekulic. Pavicevic recurría al tiempo muerto cuando había pasado poco más de un minuto del periodo y su equipo iba 17 abajo. Incluso resultaba difícil destacar un nombre de los alemanes.

La diferencia sólo hacía que aumentar, alcanzando los 22 a mitad del último cuarto (35-57), que sólo tenía un color. El Alba siguió aplicando sus mismos preceptos pero nada de aquello servía ya. La diferencia era insalvable. El partido seguía vivo pero ya casi no quedaba competición, sólo festival del Valencia Basket y celebraciones incesantes de una afición que se abrazaba antes incluso de lo que hubiera imaginado. Seguía subiendo hasta +25. Ya todo se resumía en los cánticos de la afición: “El año que viene, Valencia-CSKA”. Ya se olía el trofeo en el ambiente. “¡¡¡Campeones, campeones!!!”. Alley-oop a aro pasado de Kelati. Título sin paliativos. El año que viene, Valencia-CSKA.


ALBA BERLÍN44
NNombreMinPT2T3TLR.T.RDROASBRBPTFTCFPFRVAL
4BYARS, DERRICK 32:3091/2 2/5 1/1 33 13 28
6HAMANN, STEFFEN 17:2892/4 1/1 2/2 22 211 1318
7ZWIENER, PHILLIP DNP - ---- - - - - - - - - - -
8DOJCIN, DRAGAN 18:013-1/4 -11 1 21 3 -2
9GOLEMAC, JURICA 21:5940/1 1/4 1/2 5413 2 269
10SEKULIC, BLAGOTA 18:2842/6 --523 13 141-1
11JENKINS, JULIUS 22:5660/3 2/7 -1 1 11 1
12WRIGHT, RASHAD 21:4421/5 --11 4 2 232
14CHUBB, ADAM 16:0041/3 -2/2 33 111 413
15NALGA, CEMAL 05:3210/2 -1/2 1 1 1 1-1
23McELROY, IMMANUEL 25:2221/1 0/2 -55 1 226
24STAIGER, LUCCA DNP - ---- - - - - - - - - - -
Total448/277/237/9302281251613201834

POWER ELECTRONICS VALENCIA67
NNombreMinPT2T3TLR.T.RDROASBRBPTFTCFPFRVAL
7PEROVIC, KOSTA 22:44177/9 -3/3 431 3218
9CLAVER, VICTOR 35:0842/4 0/4 -431 2 11 2
10SIMEON, JOSE DNP - ---- - - - - - - - - - -
12LISHCHUK, SERHIY 17:0641/1 -2/4 22 11 235
14MARINOVIC, MARKO 18:46122/2 2/4 2/2 113 328
16GARCIA, IVAN 01:04 -0/1 -11
17MARTINEZ, RAFA 17:37 -0/4 -11 12 23-3
20PIETRUS, FLORENT 13:5431/3 -1/1 22 1 411
22DE COLO, NANDO 25:0172/3 1/4 -532211 1312
23SHENGELIA, TORNIKE DNP - ---- - - - - - - - - - -
24KELATI, THOMAS 23:38135/5 1/4 -541312 17
44NIELSEN, MATT 25:0272/4 0/2 3/3 6512111 2616
Total6722/314/2311/1331247871031182077

David Vidal
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Valencia Basket Club S.A.D.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos